No hay puerta por muy cerrada que este que el Amor no abra…

oración

Sin prisas…

tacones

Me pongo mis tacones…
quiero hacer lucir mi sensualidad,
camino con la madurez que me han dado los años,
mientras mi pelo ondea libre bajo el sol.

El sol regala a mi cuerpo la tibieza…
acaricia mi existencia,
sus rayos dan color a mi mañana.

Dios me mira con amor…
me libera de tristezas, me regala todo
un mundo para pintar mis sentimientos…
se asoma a mi corazón para darme aliento.

Hoy no tengo prisa…me detengo a pensar,
contemplo con amor todo lo que me rodea…
miro la sonrisa de las personas que me rodean…
las miradas que dicen un TE AMO…
la paz en la carita de un niño dormido…
los apretones de manos llenos de cariño….
los besos en los enamorados que los
hacen estremecer…
los abrazos de amigos que llenan el corazón,
la sabia y tierna mirada del anciano…
el vuelo de los pájaros en este día soleado…

Camino despacio, no tengo prisa….
mientras hablo con Dios en silencio,
musito para todos un rezo…


Oración…

diosesamor

Señor…se que últimamente no he dedicado tiempo para ti…
no me siento digna de tu mirada…

Eres un padre bondadoso,lleno de amor, siempre sabes
lo que necesito…hoy necesito de tu luz.

Me siento como en un abismo…ayúdame a encontrarme
a mi misma…para encontrarte a ti.

Necesito sentir tu presencia …ayúdame a aceptar
todo aquello que no puedo cambiar Señor…

Soy lo ves ves Señor…a veces frágil a veces fuerte,
escucha mi grito en mi silencio…
escucha esta oración ansiosa de respuesta.


El Perdón…

perdon

Que hermoso es amar y ser amado…animar a las personas
que están a nuestro lado.

Cuando obramos mal nos da miedo tan solo en pensar que el ser
amado , el amigo fiel se aleja para no regresar ,que no quiera
perdonar la falta cometida.

Así como  Dios nos quiere a pesar de todos los pecados
cometidos un verdadero amigo debe comprender, perdonar
y no juzgar…solo entregar y demostrar la amistad.

Cada persona tiene su historia…sus defectos, sus pecados,
no somos perfectos…aceptemos la realidad y pongamos en
practica la frase del padre nuestro :
“Perdónanos… como también nosotros perdonamos…”.